Vitrocerámicas, placas de inducción o gas: ventajas e inconvenientes



Seguro que muchos de vosotros estáis ideando cómo decorar vuestras nuevas cocinas, y os preguntáis que tipo de cocina será la mejor en cuanto a precio, limpieza, facilidad de instalación y el más práctico.

Pues bien, hoy os vamos a comentar las principales ventajas e inconvenientes de los distintos métodos de cocción que existen en el mercado.

- Vitrocerámicas



Las vitrocerámicas tienen como principal ventaja que son muy cómodas en su utilización gracias a sus mandos sensitivos que nos permiten elegir y graduar la potencia de cada uno de los fuegos son un solo toque con el dedo.

La segunda principal ventaja es que las vitrocerámicas son muy fáciles de limpiar lo que nos permite dejarlas impecables con una sola pasada con la bayeta.

Sin embargo, su principal inconveniente es su consumo de luz.

- El gas



El gas es sin duda el medio elegido por todos aquellos que les gusta la cocina tradicional.

La principal diferencia con las vitrocerámicas es que nos lleva más tiempo su limpieza, y por el contrario, su principal ventaja es que el consumo de energía es mucho más económico y sus precios son más asequibles.

Hay que tener en cuenta, por último, que al utilizar este sistema bombonas de gas, hay que tener muy presente que habrá que hacer una revisión periódica de la caldera y de la instalación para evitar todo tipo de riesgos.


- Placas de inducción

Las placas de inducción son la última revolución en cuanto a vitrocerámicas y metódos de cocción se refiere.

La principal ventaja de las placas de inducción es que el calor se queda sólo en los recipientes sin que se caliente el cristal de la placa, por lo que no hay riesgo de quemarse.



Otra de las ventajas de las placas de inducción es uqe para proceder a su limpieza no hay que esperar a que se enfríen.

Asimismo, las placas de inducción son muy rápidas a la hora de coger calor y su instalación es muy fácil.